Impuestos y tarifas a la importación en China

Para las empresas interesadas en mantener relaciones comerciales con China, es importante conocer los impuestos de los bienes importados y exportados dentro y fuera del país. Aunque pueda ser un tema bastante complejo, ya que depende mucho según qué tipo de producto sea, hay algunos que son más generales:

IVA a productos importados: se aplican las mismas tarifas de los productos vendidos en el mercado doméstico (algunos tienen un 17% o un 13%) y se paga en el momento de declarar en las aduanas. El IVA imputado se deduce del IVA total pagado si los productos son vendidos dentro de China.

Impuestos al consumo de productos importados (IC): aquí se incluyen los productos de lujo, productos derivados del petróleo no renovable y productos de alto consumo de energía. Este impuesto se recauda según el valor base o la cantidad y debe ser pagado dentro de los 15 días siguientes a ser emitida la factura por las autoridades aduaneras.

En cuanto a los aranceles a la importación, hay varios tipos:

Tarifa a Nación-más-favorecida (NMF): son las más comunes y son mucho más reducidas que las aplicadas a países fuera de esta categoría. Grava los siguientes productos:

–        Productos importados a China desde un país miembro de la OMC.

–        Productos procedentes de países con acuerdos bilaterales con China.

–        Productos procedentes de China.

Tarifas convencionales: aplicado a países o territorios que tienen un acuerdo de comercio regional y tienen un trato preferencial en el Plan Tarifario de 2013.

–        1.875 productos importados de Corea del Sur, Sri Lanka, Bangladesh y Laos (bajo el acuerdo de comercio Asia-Pacífico).

–        Algunas materias primas para los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSA), Chile, Paquistán, Nueva Zelanda, Singapur, Perú y Costa Rica.

–        Algunas importaciones de Hong Kong, Macao y Taiwán quedan exentas de pago.

Tarifas arancelarias preferenciales especiales: más reducidas que las NMF y que las convencionales. Aplicadas a 40 países menos desarrollados según las Naciones Unidas, como Etiopía, Ruanda y Afganistán.

Tarifas arancelarias generales: aplicadas a los bienes procedentes de países que no tienen ningún tratado o acuerdo con China o su lugar de origen es desconocido.

Tarifas aduaneras temporales: son tarifas impuestas por China para fomentar las importaciones y satisfacer la demanda interna.

A principios de este mes de abril, China ha eliminado algunos impuestos a las importaciones. La medida tiene como objetivo ayudar a los productores locales y proporcionar equipos y materias primas que el país no puede producir.

Hay un total de 780 productos que quedan libres de impuestos incluyendo bienes de consumo, equipos de manufacturación y productos “amigables con el medio ambiente”. Entre ellos están: los paneles solares, los sistemas de señalización para vías ferroviarias de alta velocidad y equipos de fabricación de pantallas planas.

China prevé ascender sus importaciones a 10 billones de dólares en los próximos 5 años. Así lo comentó el primer ministro, Li Kequiang, en el Foro de Desarrollo de China (Beijing, 2013)- una plataforma usada para que líderes de negocios y académicos puedan interactuar.

Lo que pretende el gobierno es impulsar el desarrollo chino abriendo continuamente al país (sobre todo en el sector servicios) con la entrada de productos procedentes del exterior y así, estimular la demanda interna y resolver los obstáculos que se producen con la falta de recursos energéticos y la protección del medio ambiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?