Del «sueño americano» al «sueño asiatico»

El individualismo de occidente

La busqueda del «sueño americano» es muchas veces definida como esa oportunidad que tenian todos los estadounidenses de llegar a triunfar en la vida habiendo empezado de cero y basandose unicamente en su habilidad y esfuerzo en el proyecto de vida que elegian.

Sin darnos cuenta, singularizabamos el camino y lo individualizabamos. Durante años ha funcionado y ha dado sus frutos pero en plena madurez de la crisis mundial podemos decir que el sistema actual ha llegado a su fin, se ha agotado.

Independientemente, de la crisis bancaria, los expatriados que viviamos en China preveiamos una crisis incluso superior a la que se esta dando desde hace mas de 5 años. De hecho, no le llamabamos crisis… sino cambio de ciclo; porque una crisis es algo temporal de lo que se sale.

Si un pais que contiene el 20% de la poblacion mundial crece a un ritmo medio del 10% en los ultimos 10-15 años… no puede ser asumible para el resto del planeta. De algun lado sale ese crecimiento. Siguiendo el simil con la energia, la riqueza no se fabrica ni se destruye, solo cambia de manos.

Segun mi opinion, el problema bancario no ha hecho mas que enmascarar el problema y el problema es la indefinicion de los paises occidentales para adaptarse al nuevo escenario mundial.

Mientras se culpa a los bancos, no nos damos cuenta que Europa/EEUU llego donde llego gracias a ellos. La crisis no se sufrio (o se amortiguo) antes, gracias a ellos.

El problema no es «solo» la deuda generada. El problema mas profundo es: que debio pasar en la economia para que nos endeudaramos como lo hicimos. Hay un problema anterior al de la deuda que nadie analiza. La teoria del prestamo de dinero a jovenes insolventes es tan valido como insuficiente. De la deuda global de los paises «primermundistas» al borde de la quiebra, un gran porcentaje es deuda privada, si, pero dos porcentajes todavia mas importantes son la deuda publica y la deuda de la gran empresa.

El sistema de endeudarnos para crecer, se ha agotado. Y era logico que lo hiciera, aunque ahora sea facil verlo y antes pareciera imposible predecirlo.

Lo que si era predecible era ver que nuestros niveles de endeudamiento rozaban lo catastrofico y pensar que si nuestro unico camino para seguir siendo competitivos era endeudarnos lo que estabamos descubriendo es que no eramos competitivos. Y eso es lo que se veia desde China.


Llego la hora de China

Llego hace muchos años, si. Pero la mayoria recien lo noto. La banca y sus prestamos nos ayudo a autoengañarnos durante unos años y pensar que si alguien nos prestaba dinero podiamos relanzar nuestra pesima economia basada en… en… en nada. No es solo que no tengamos industria propia es que poco a poco los chinos (asia) nos adelantan en campos tan nuestros como es la tecnologia o el turismo.

El termino «vieja Europa» paso de romantico a literal mientras nosotros invertiamos nuestro tiempo indignandonos, reclamando derechos y servicios que nuestro estado prometio cuando simulaba entender sus propias cuentas.

Y aqui estamos, en China, recibiendo oleadas de extranjeros que vienen cada dia a enseñar ingles, a trabajar de camareros o a hacer el vago a bajo coste.

Que mal lo hemos debido hacer. No busquemos culpables por humano que sea. Lo hicimos entre todos.

Hace años los que llegabamos aun creiamos en «el sueño chino»; ese simil que nos permitia pensar que con esfuerzo y dedicacion, empezando de cero, podiamos convertir nuestro trabajo en dinero, exito y realizacion personal.

Los que llegan ahora ni siquiera persiguen eso. Llegan tarde si, y son demasiados, pero lo peor no es que cada vez queden menos oportunidades, lo peor es que vienen con retrovisor en lugar de venir con prismaticos. Mas que buscarlo algo vienen «huyendo de».

Lo primero quiza que debemos entender es el concepto de que el individualismo termino.

Leiamos hace poco que el concepto americano durante decadas fue ese. Gana, hazlo como sea, porque si uno gana, gana mucho… y al final el PIB de un pais es la suma de lo que ganan todos. Da un poco igual que muchos no consigan demasiado, otros consigan poco y el resto no consiga nada. Si uno lo consigue todo, la suma de todos da un resultado formidable.

Para el ganador, sus costes, el tiempo invertido, los medios que uso, etc. No eran importantes. Habia ganado! Y que pasaba con los costes invertidos por todos los que no ganaron? Eran despreciables.

Esto ha cambiado.

En un escenario de deuda apocaliptica, la optimizacion de costes es fundamental. El que gana ya no gana tanto y los que pierden, pierden demasiado. La colaboracion entre empresas es mas que nunca necesaria y la coordinacion es la base de las politicas economicas tanto a nivel empresa como desde las administraciones.

No se trata de recortar, se trata de volvernos mas eficientes reduciendo los gastos mas innecesarios de nuestras empresas y explotar conceptos como la externalizacion de servicios, el out-sourcing y la subcontratacion.

Lo primero que uno descubre cuando llega a China, es que la ecuacion para hacer dinero es igual a numero de contactos por capacidad que tengas para saber usarlos de la forma correcta. Nada que ver con marketing, ventas, gestion de empresas o todos esos conceptos que nos enseñaban en la universidad y que han parecido ser totalmente ineficientes, a dia de hoy, viendo como el granjero reconvertido a empresario en menos de una decada, con apenas educacion para hablar un chino mas que imperfecto se convierte en un empresario de exito mientras nosotros contamos con un monton de teorias irrefutables que son imposibles de poner en practica en una economia en estado de quiebra tecnica.

El Holismo es esa teoria que nos enseña aquello de que «el todo es mayor que la suma de sus partes». Curiosamente, la frase es de Aristoteles. Y mientras se discute sobre si se salva a Grecia o si se deja caer, las empresas de exito en China (tanto locales como extranjeras) aplican este concepto a la perfeccion mientras en occidente seguimos trotando con anteojeras para relacionarnos lo menos posible con el que corre a nuestro lado.

Un deseo: Si nos coordinamos, si colaboramos, si nos unimos, podremos compartir el gasto y conseguir que los costes globales sean los menores posibles.

Una reflexion: un milenio en el mediterraneo, un milenio en el atlantico, un milenio en el pacifico.

Eduardo Ros
Responsable de importaciones-exporaciones de Sedeenchina en Oriente Medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?