Fabricar en China una marca propia o prototipo

Hemos inventado un producto, hemos desarrollado un prototipo, queremos crear nuestra propia marca y consideramos que en China, la fábrica del mundo, es donde estará la respuesta a lo que necesitamos.

¿Qué debemos plantearnos para dar este paso?

La inversión requerida: una fábrica china no va a ponerse a trabajar en desarrollar un producto o una idea si el beneficio resultante no va compensarle. Un mínimo de 10.000 USD* es lo que una fábrica exigirá como pedido para considerar el empezar a fabricar un molde, o diseñar especificaciones del cliente. Es muy arriesgado indicar una cantidad, y evidentemente  hablamos desde nuestra experiencia, pero el beneficio promedio de las fábricas a día de hoy no es mayor que el 20-25% del producto, por una compra de 10.000 USD la fábrica recibirá unos 2.000 USD de beneficio y muchos dolores de cabeza, evidentemente si te estás planteando una inversión de 2.000 USD considera que ninguna fábrica por 400 USD va a realizar el esfuerzo necesario para poner en marcha tu proyecto.

*Evidentemente este mínimo no se considera si sólo quieres añadirle tu logotipo a un producto estándar, en ese caso, la pregunta a plantearte es ¿debo hacerlo a través de un distribuidor o compro directamente en China?
 

Si contamos con dicha inversión y estamos dispuestos a llevar a cabo nuestro proyecto, hemos de considerar los siguientes pasos:

Costes y tiempo de envíos de muestras: La fábrica realizará las primeras pruebas siguiendo tus especificaciones, las muestras te las remitirá a tu país, y todo el proceso, dependiendo de la complejidad del mismo tardará de 1 a 3 meses.

Si el producto es ligero y pequeño, seguramente la fábrica lo remita sin coste, si tu producto es grande y/o pesado tendrás que considerar que el coste de envío es de un mínimo de 5 USD por kilo (si lo haces por mensajería) y que si el volumen es muy grande los kilos por cada m3 pueden llegar a más de 100, es decir, un envío de 20 Kgs pero de 2 m3 se pueden considerar hasta 334Kgs. Si lo envías por barco el coste se reduce considerablemente, pero tardarás más de 30 días en recibirlo.

Costes y tiempo de errores: Muchas veces el producto no será exactamente lo que buscabas.

Calidad: El concepto de calidad es algo que hay que transmitir, en China prima el pragmatismo, yo siempre recuerdo la respuesta que me dieron durante un control de calidad de sillas en la que el color del respaldo era diferente al del asiento «pero sirve para sentarse, ¿verdad?» me respondió el responsable. Evidentemente no vamos a llegar a estos extremos, pero mientras que en occidente cada vez exigimos más calidad, en China aún están aprendiendo que es importante la uniformidad y los buenos acabados entre otros muchos requisitos.

Contacto, distancia, fiabilidad: Y por último, plantéate que eres un cliente a miles de kilómetros de distancia de tu proveedor, ten en cuenta que debes considerar si la fábrica es lo suficiente fiable para que hagas tu inversión en ella, si enviarán el producto adecuado o, incluso, si una vez que hayas llegado al producto correcto, y hagas la primera compra, quién garantizará esa calidad. Nuestro servicio de Asistente a la Exportación te permitirá realizar los pasos anteriores con mayor seguridad.

Noticias relacionadas

¿Por qué hacer controles de calidad en China?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies