Juegos de azar en China

En china se juega a una infinidad de juegos de azar, juegos de mesa, etc. Los chinos son tan competitivos como lo pueden ser los occidentales pero hay un componente que convierte, muchas veces, el hobby en una obsesion: los chinos creen en la suerte, son supersticiosos.

Por ejemplo en partidas de majiang (mahjong), el juego de mesa mas popular de China, los jugadores cambien de silla (posicion en la mesa) despues de perder permanentemente.

No solo se usan la astrologia para encontrar el dia mas adecuado para una boda o un nacimiento, tambien se usa para saber que dia es el optimo para llevar al casino tus ahorros.

Los casinos en China estan prohibidos. Para jugar, deben viajar a Macao, «Las Vegas de Asia», una ciudad autonoma repleta de casinos cuyo volumen de negocio supero hace ya años a Las Vegas. En esta ciudad tambien se puede apostar por equipos deportivos, combates de boxeo, etc. Con lo que los grupos de amigos suelen juntar todo el dinero y uno de ellos viaja a Macao a hacer todas las apuestas.

Las webs de apuestas, casinos on-line, poker, etc. no son accesibles desde China.

Teoricamente, el juego esta permitido en China, lo que es ilegal es apostar. El problema es que los chinos no entienden el juego sin la emocion de estarse jugando algo.

Asi, las partidas de majiang, se suelen jugar en lugares privados donde nadie pueda ver que encima de la mesa ademas de fichas hay dinero.

En bares y discotecas, es muy popular un juego de dados donde el que pierde bebe.

El billar (y snooker) es muy popular tambien en China e incluso se encuentran futbolines en las ciudades mas grandes. Un juego que esta creando mucha aficion recientemente son los juegos de dardos. Tambien cada vez mas, se ven grupos jugando a cartas en pubs y cafeterias.

Cuando se quiere jugar apostando, suele ser comun jugar en casa de algun participante (se venden mesas de poker y majiang habitualmente) y en muchas casas (sobretodo antiguas o casas de gente rica) hay una habitacion destinada al juego.

Las tiendas de te, suelen ser la tapadera principal de casas de juego ilegales. Normalmente todas las casas de te tienen una o dos mesas en el interior donde se realizan las partidas. El dueño de la tienda debe asistir a todos los jugadores en lo que necesiten: bebida, tabaco y cualquier necesidad que puedan tener. En cada tienda funciona distito el modo de pago y tambien varia entre las provicinas, pero en las que conocemos, el comerciante puede hacer entre 100 y 200 euros por noche.

Tambien se alquilan apartamentos, quitan la cocina y organizan una mesa en cada cuarto. El dueño del apartamento tambien actuara como «camarero» asistiendo en todo lo que necesiten.

En hoteles, salones de masaje y algunas discotecas tambien se pueden encontrar habitaciones para alquilar con todo el equipamiento.

La policia suele conocer estos lugares, sobretodo en pueblos pequeños, pero suele hacer la vista gorda si el negocio se hace con disimulo.

Son comunes historias en las que se cuenta que un empresario perdio toda su fortuna apostando. Coches, empresas enteras, hoteles, etc. son habitualmente apostados en China.

 

2 comentarios en “Juegos de azar en China”

  1. Entiendo porque los chinos les gustan tanto las maquinas tragaperras. Pero si no son legales en China, tampoco podran fabricarse no? Y en donde se hacen? En India?

  2. Buenos Días,

    ¿Te gustaría hacer intercambio de enlaces con los nuestros? Así otras personas podrán tener la oportunidad de conocer tu sitio también, ¿Que tal?

    Caso le interese, por favor responder este email.

    Muchas gracias

    Lorena Montina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies