Mi experiencia en el mercado de Futian, Yiwu. Artículo de Blanca Gil

El fin de semana pasado me aventuré a entrar en el mercado de Yiwu que, para quien no lo sepa es el mercado al por mayor más grande del mundo. Lo primero que hay que saber es que está dividido en 5 distritos, cada uno con 4 o 5 plantas y cada planta dividida en secciones con distintos artículos.

Yo decidí empezar por el primer distrito y es que, en la primera planta (planta baja en España) están las secciones de juguetes, peluches y flores. ¡Estuve alrededor de hora y media solo en esta parte!  Totalmente recomendable bajo mi punto de vista, aunque no se vaya a hacer negocios con estos objetos.

Seguí mi camino hacia los siguientes distritos y me perdí varias veces por sus pasillos, intenté memorizar dónde se encontraban las tiendas más bonitas y curiosas para poder volver (a día de hoy sería incapaz de recordar el camino) y pregunté precios de objetos que no tenían ningún uso para mí, pero en ese momento, veía necesario comprar.

Pude ver bastantes extranjeros, sobre todo indios, africanos, árabes y latinoamericanos, pero acostumbrada a Shanghai, me sorprendí bastante al no ver casi a ningún europeo o norteamericano.

Estuve alrededor de cuatro horas y media en el mercado, nada en comparación con el tiempo que hace falta para ver un solo distrito, pero lo necesario para aprender y observar los comportamientos de trabajadores y clientes;

Mis consejos para compradores:

En primer lugar, hay que tener claro los productos que se quieren comprar. Aunque también hay que ser flexibles ya que nos encontraremos con una gama mayor de la que nos podíamos imaginar y con novedades que pueden sernos de más utilidad.

Seguidamente, cuando sepamos los artículos en los que estamos interesados recomiendo hacer una búsqueda de dónde se localizan dentro del mercado. El mercado de Yiwu tiene una web oficial con todas las tiendas y sus productos que nos puede ser de gran ayuda para encontrar las secciones o showrooms adecuados:

En tercer lugar, aunque sea toda una experiencia ir solo por este laberinto de tiendas, a la hora de negociar es imprescindible un traductor. Es cierto que en cuanto a números se refiere (precios, cantidades, etc.) puedes llegar a entenderte con el dependiente, pero no hay que olvidar que nos encontramos en China y de momento tenemos que ser muy explícitos a la hora de explicar qué queremos y cómo lo queremos (ya sea envoltorio, colores, logos…), algo imposible sin alguien al lado que pueda hacer de intérprete. Cabe destacar que los servicios Google no funcionan aquí, podríamos descargarnos un paquete de idioma o usar Baidu (el Google chino) aunque creo que todos sabemos que los servicios no son comparables.

Finalmente es aconsejable contratar a alguien que nos recoja al final del día, ya que el mercado puede resultar agotador y será bastante complicado encontrar un taxi e, incluso teniendo esa suerte, es una práctica bastante común que el taxista pare y recoja a más clientes viendo como de repente estás en el asiento trasero con 3 o 4 personas más y el conductor se desvía para dejar a los demás clientes primero. ¡Sin duda toda una experiencia china!

 

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies