Mujeres de negocios en China

Hola a todos!

Soy Jesus Piñeiro. Aunque no formo parte del equipo de Sedeenchina estoy tomando su blog prestado para contar las experiencias de mi viaje a China.

Sigo en Yiwu, en el mercado de Futian. Realmente esto da para estar semanas contando anecdotas. Hoy he hablado con una chica de Mongolia que chapurreaba español y varias lenguas. Se sentia poderosa al ver que mi traductora no hablaba español. Se me ofrecia como guia para acompanarme en el mercado y al insinuarle que ya trabajo con Sedeenchina, se ofrecia a acompañarme en todas las grandes ferias de China: Canton, Yiwu, Guangzhou, Shanghai…
simpatica, agradable y muy bonita. Si, las chinas tambien saben usar sus armas de mujer para los negocios. Hay cosas que son iguales en todos los lados.

Se ha dado una situacion insolita. Mientras ella intentaba venderme sus servicios… yo estaba mirando en una de las tiendas del mercado con mi interprete. El vendedor intentaba ofrecerme sus articulos y… habia demasiada gente hablando. En cuanto la chica de mongolia ha visto que no era la situacion ideal para ganar un nuevo cliente, ha empezado a gritar al vendedor hasta que este se ha acobardado y se ha escondido detras de su mostrador. Despues, mi interprete personal me ha explicado que le ha venido a decir algo asi como: «si me sigues molestando me llevo al cliente de aqui». Curioso, porque yo no era su cliente.

Lo que quiero trasmitir, es la capacidad que tienen las chinas para ser encantadoras, tres segundos despues luchar como un felino con alguien que se te acerca y seguidamente volver a sonreirte como si nada hubiera sucedido. Sientes una atraccion y a la vez un respeto inmenso por la pasion que le ponen a cualquier oportunidad de ganar dinero que ven.

A partir de ese momento, me he ido fijando en el resto de tiendas que iba viendo en el mercado de Futian. La mayoria llevadas por mujeres y cuando ves a un matrimonio, suele ser ella la que lleva la iniciativa.

Me lo habian comentado los españoles que trabajan en mi oficina de compras, pero hasta que no lo he vivido no lo he llegado a entender completamente.

-Jesus Piñeiro-
Importador de productos del sector de la hosteleria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.