salir zona confort

Álvaro Flecha – Saliendo de tu zona de confort

Se aventuró sin red y apareció en Camboya sin conocer ni a su jefe ni a su empresa. Este podcaster leonés que emite desde un pequeño pueblo de 250 habitantes, se levanta antes que los otros 249 para trabajar con su equipo en China, ayunar, hacer ejercicio, y sobre todo, aprender. Consciente de que los límites solo dependen de nosotros, la red de redes ha sido su vía de escape para no dejar jamás de viajar. Los 11.000 kilómetros que recorrió en su aventura asiática no descubrieron nada, lo confirmaron todo. Pero nadie se queda siempre fuera de su zona de confort, porque quien se queda, la hace suya. Y ampliar tu zona de confort es un sentimiento tan adictivo, que quieres más. Cuando empiezas, no dejas de mirar lo imposible y preguntarte “¿por qué no?”. Dispuesto siempre a probar, a experimentar y a equivocarse, ha conseguido resignificar aquella denostada frase que nos decía aprendiz de todo y maestro de nada. Hoy nos acompaña en el Lejano Este Álvaro Flecha.

 

Álvaro, cuéntanos, ¿qué tal Camboya?

 

Bueno, fue un gran choque cultural para mi, para alguien que como yo, vive en un pueblo de apenas 250 habitantes, que no es nada, recorrer una distancia de casi 11.000 y plantarme en un país tan diferente fue toda una aventura. Ya para empezar, desde la pérdida del equipaje nada más aterrizar, que te tuve esperando un buen rato fuera y estabas un poco preocupado porque no sabías muy bien donde estaba, bueno, mil aventuras que viví allí, desde buscar piso… Recuerdo esas entradas a pisos en las que entrabas por tiendas o por entradas un tanto raras que a mucha gente le darían miedo pero que no había motivo para preocuparse. El tema del tráfico, ¡qué locura para cualquier occidental! Pero cuando aprendes como funciona sabes que va como la seda y que no es para tanto. Lastima que no se puedan caminar sus calles porque es una cosa que a mi me gusta hacer y entre el calor, el caos del tráfico y las pocas aceras es un poco complicado. También me sorprendió el tema de los tuk-tuks, que son el medio de transporte por excelencia allí. Son baratos, rápidos y gracias a la tecnología, los tienes al momento con las aplicaciones móviles, es una pasada. También la gente, siempre sonriendo, siempre ayudándote… recuerdo a mi casera, que me trataba como si fuera su hijo. Yo estuve en Phnom Penh, la capital, y es una ciudad de contrastes. Recuerdo los paseos por esos barrios contigo cuando comencé mi aventura por Camboya, que parecían sacados de hace siglos y, apenas doblabas la esquina y te encontrabas con un rascacielos enorme y otra ciudad diferente, era una pasada. Sobre todo, lo que está creciendo… es una ciudad que en varios años nadie la va a reconocer porque está cambiando de forma continua… vamos, demasiadas cosas para contar en solo un mes que estuve y daría para un largo rato hablando.

 

¿Y cómo fue ya no salir de tu zona de confort sino directamente coger un avión a ciegas para conocer a tu nuevo jefe en la otra punta del planeta?

 

Era una oportunidad única y tampoco me lo pensé demasiado. Para mi era un desafío ya que soy una persona que apenas ha viajado y tenía que ir a ver que había al otro lado. También confieso que tuve mis miedos ya que el salto era muy grande, pero fue la mejor decisión que pude tomar. Recuerdo que mis padres, como padres que son, si que estaban más preocupados y temían sobre todo por Camboya, pero más que nada por desconocimiento. Pensaban que podía ser un país un tanto peligroso… y la verdad es que yo tampoco sabía demasiado de Camboya antes de que me planteases el tema de ir allí contigo. No es un país que tenga demasiada publicidad, porque cuando buscas información encuentras lo típico: Los templos de Angkor o el tema del genocidio de los años 70, pero está un poco “escondido”. En mi caso, salir de la zona de confort me suponía un pequeño extra también porque tengo un pequeño acompañante ya que tengo la Enfermedad de Crohn y siempre tengo que llevar conmigo la medicación, que tiene que ir refrigerada.

Igualmente, aprendí muchísimo y lo dicho, me ha servido para avanzar y ahora incluso llego a echar de menos Camboya, tengo ganas de volver. Me ha servido para encontrarme ante situaciones que jamás hubiera creído que viviría… encontrarme “perdido” en una ciudad a 11.000 km de mi casa me ha ayudado en cierta forma a encontrarme. Creo que me ha servido para engancharme a este tipo de situaciones de forzarte a salir de esa zona. Y digamos que también había llegado un momento en el que no podía permitirme no salir de mi zona de confort. Tenía que hacerlo.

 

Recuerdo tu mensaje, lo tengo guardado porque me llena de orgullo que alguien capaz de hablar así haya terminado trabajando con nosotros. Me decías “he escuchado tu podcast hablando de salir de tu zona de confort, quiero trabajar con vosotros como sea, me adaptaré a las condiciones, porque de lo que quiero hablar es de lo que puedo aportar”, y la verdad es que era un email bastante largo pero una obra de arte de cómo solicitar un empleo. Y os digo una cosa, Álvaro es el empleado estrella del año. Otra joya de la empresa que tenemos, Blanca, se ganó el puesto de una forma similar, ya que me cogió un día por banda y me dijo “me pago yo los gastos, no quiero sueldo, quiero aprender, llévame contigo”. Siempre digo eso, como le puede ir mal a alguien con esa actitud. Y por cierto, estamos en pleno scaling-up, fichando gente en todos nuestros departamentos en China, en Camboya, en España… para trabajar de forma remota. Si alguien está interesado, luego hablamos sobre ello. Pero solo quería comentar esto, el tema de cómo te dirigiste a nosotros… la verdad es que fue emocionante. Todavía hoy recordándolo, me encanta.

 

 

Era lo que te comentaba antes, tenía que hacerlo. Cuando te ofreces a una persona tienes que verlo desde el punto de vista sobre qué vas a dar y no qué vas a recibir. Ha cambiado el mundo, ya no es exigir, no es pedir…. es ofrecer tu pasión, y en mi caso pues yo necesitaba trabajar con vosotros y de alguna forma, solo quería exteriorizarlo y lo hice a través de ese mensaje y me funcionó. Quien me iba a decir a mi que un simple email me iba a cambiar tanto la vida y llevarme hasta Camboya, no me lo hubiera imaginado nunca.

 

Tu eres un Digital Nomad temporalmente sedentario, pero con unas ganas tremendas de que te volvamos a enviar allí. ¿Cómo llevas esto de trabajar de forma remota, la diferencia horaria…?

 

Tiene sus complicaciones. De momento he cambiado algún hábito, por ejemplo, ahora me levanto a las 5 am para adaptarme a los horarios y que podamos comunicarnos mejor. En cuanto a trabajar desde casa, es más complicado de lo que parece porque cuesta separar mucho el tema sobre qué pertenece al trabajo y qué pertenece al hogar, y sobre todo si vives con más gente, porque yo en mi caso vivo con mis padres y sí que me cuesta. Creo que es bueno salir a trabajar de vez en cuando a otros sitios, cafeterías o similares, para no aislarse tanto y entablar relaciones con otros emprendedores o trabajadores y ver otros puntos de vista. Pero como decías, estoy deseando salir de esta pequeña burbuja que es mi casa y mi pueblo para seguir viendo mundo.

 

Tu vienes del mundo del marketing online y yo siempre digo que hay un agujero de información gigante entre las herramientas occidentales y chinas. ¿Qué supone trabajar con China a nivel software? Porque has tenido que adaptarte a muchas cosas, renunciar a aplicaciones como las del espectro de Google para poder compartir herramientas con el equipo chino, has aprendido a usar WeChat. ¿Cómo ha sido ese cambio? ¿Hasta qué punto es aprendizaje y hasta qué punto es molesto ir alternando estos dos mundos?

 

Ha sido interesante. He aprendido a usar herramientas y me comunico contigo sobre todo por WeChat. Son herramientas muy útiles, desde luego más útiles que el email que al final siempre acaba dando problemas… y lidiar con incompatibilidades como la imposibilidad de usar Google, que tiene herramientas fantásticas, pero claro, hay que mirar que funcione en China, y es complicado. Siempre hay que indagar en la red a ver buscando que, aparte de que ese programa funcione, que funcione en China, porque si no no nos podremos comunicar. Es un hándicap, pero creo que es una oportunidad para descubrir nuevas aplicaciones que en occidente no teníamos ni idea y nadie conoce. Si a alguien le hablas de WeChat aquí en España te mira raro, pero es una herramienta totalmente extendida en China y que se usa para todo y que lleva años de ventaja a herramientas como Whatsapp o similares. Desde luego es una oportunidad para aprender que hay algo más allá de las típicas herramientas que conocemos aquí.

 

Llevas poco tiempo con nosotros, pero ya has tocado muchos palos en la empresa: Web, estrategias de marketing, documentos, informes…. ¿Cómo llevas esa necesidad de ser multifuncional?

 

El tema de la multifuncionalidad lo veo como un arma de doble filo porque hoy en día parece que todo tiende hacia la especialización, en especial los puestos de trabajo… y ser multifuncional al final significa que no eres especialista en nada. Pero desde un lado positivo, la figura de alguien multifuncional puede aportar una nueva variedad de soluciones al comprender cómo funcionan diferentes conceptos y ver cómo encajan piezas que en un principio parecen no encajar. Creo que la figura de alguien multifuncional es una especie de solucionador de problemas, pero sea como fuere, en mi caso no puedo evitar ser multifuncional porque ya he intentado especializarme alguna vez y enfocarme en temas más concretos, pero al final me gusta aprender nuevas cosas, tocar nuevos palos, por así decirlo, y es algo que me sale solo y lo llevo perfectamente. Para mi todo lo que sea aprender cosas nuevas es algo que me encanta y lo hago encantado y las horas que haga falta porque es algo natural.

 

Y ahora incluso te hemos colocado como entrevistador. De hecho, te comentaba el otro día que es parte de nuestra dinámica incluir a todo el equipo en decisiones estratégicas, porque por un lado cuando alguien forma parte de las decisiones pues está mucho más comprometido con los resultados, y por otro, si la nueva persona va a trabajar en tu equipo, además en este caso, involucrarte en la selección es clave porque tú eres el primer interesado en que esa persona sea válida, porque no vas a poder tirar balones fuera después si no lo es. Con esto te quería preguntar, ¿qué es lo primero que miras en un curriculum?

 

El tema de buscar empleados es muy complicado. Es algo que nunca había hecho y ahora aprecio lo que hacen los entrevistadores y la gente de recursos humanos porque es bastante complicado. ¿Qué es lo que primero miro en un curriculum? Bueno, el curriculum… yo lo veo como una herramienta que cada vez sirve menos y tal como está planteada ya no aporta lo que tiene que aportar, porque los títulos ya no valen. Lo que valen son los hechos. Yo he pasado por la típica mentira que nos cuentan sobre estudiar en la universidad, el máster… y me ha costado aprender tras varias carreras y un máster que no me han servido de mucho. Creo que he aprendido más por mi cuenta que en todos mis años en la universidad. Cuando veo un curriculum que tiene una titulación en algo muy concreto y en algo que estaba buscando, pero al hablar con el candidato me dice que solo se ha sacado el título pero que realmente no controla la herramienta como tal, o no ha practicado, pues ahí… me siento mal. Para mí un curriculum, al menos en el área de marketing, desarrollo, SEO… creo que lo que debería incluir pues son proyectos en los que haya puesto sus conocimientos, aunque no sea para otra persona, sino para él mismo, para probar, para ver cómo funcionan las cosas, para romper cosas. Y hoy es posible gracias a internet ya que puedes estudiar cualquier cosa, puedes probar cualquier herramienta prácticamente gratis y cualquiera puede abrirse un blog, comenzar a escribir, crear todo tipo de contenido y hacerse un “experto” en cualquier área sin necesidad de pasar por la universidad. Mi recomendación para alguien que quiera crear un buen curriculum adaptado a los tiempos que corren sería que se base en crear contenido y en probar cosas y en demostrar que sabe de lo que habla no con títulos, sino con hechos. Yo cuando miro curriculums me doy cuenta de que todavía sigue la mentalidad estancada en la titulitis, y por eso me está costando elegir algún candidato, porque los perfiles están aún enfocados en esa rama.

 

Te escucho y estaba pensando, qué mal hacemos los curriculums, ¿verdad? Ahora que lo miras desde el otro lado de la valla, es alucinante. Te decía el otro día que yo jamás había contratado a nadie porque tuviera un MBA, no le veo el sentido. Y de hecho te comenté que, pensándolo en ese momento te dije que no tenía ni idea de que estudios tienes, y te hemos contratado hace pocos meses. Y es que claro, no ha sido nada definitivo este punto para que te contratáramos, como hablábamos antes del email que nos enviaste que nos dice mucho más sobre ti que todo tu curriculum. Y es eso, adoro a la gente que viene y me dice me encanta lo que haces y me moriría por trabajar en tu empresa. Aquí estamos dando tips clave, por si alguien nos está solicitando trabajo que no nos lleguen ahora mil mensajes del tipo me moriría por trabajar en tu empresa… No es solo esto, hay más cosas, pero realmente el tema de los curriculums y de los máster, con todo el respeto a quien tiene un máster y a quien se ha esforzado por ello, es un poco lo que decías tú antes, quizá le han engañado, ¿no? Uno de los mejores consejos que me han dado en la vida, una persona que siempre he considerado como una especie de mentor, me dijo una vez – Adrián, es fundamental que obtengas tu MBA -. Y le dije – ¿pero por qué me dices esto? Él me dijo – porque en algún momento, cuando te sientes en alguna negociación y tengas a un tipo delante con un MBA, tengas la certeza de que no significa absolutamente nada. Se me quedó grabado el tema, no de menospreciar a la gente que se ha esforzado y se ha sacado un título, sino esa titulitis, como tu decías, que da la sensación de que te pone por encima en una negociación o entre dos candidatos a un puesto de trabajo o en una competición. Para nada. Al final, yo creo que el 80-90% es actitud, y obviamente hay una parte de aptitud muy importante, pero no es para nada definitiva. De hecho, yo siempre digo que en nuestra empresa tenemos buenas personas. Ojalá también podamos decir que son buenos profesionales, pero lo primero que miramos es que sean buenas personas. Y ya que estamos, hemos hablado todo el rato del puesto que es estamos buscando cubrir. Buscamos una persona para marketing. Explícame en un minuto qué es lo que buscamos.

 

Si, efectivamente, a ver si hay alguien entre el público, que además de ser buena persona y de tener esa actitud de la que hablábamos, pues sepa sobre SEO, WordPress… que sepa un poquito también sobre anuncios en Facebook Ads, Analytics… que sea una persona un poco también multifuncional en temas de marketing online y que esté dispuesta a trabajar en remoto e incluso a irse a Camboya, China o donde sea. Que tenga esas ganas de vivir aventuras y sobre todo que tenga ganas de aprender nuevas cosas y esa actitud de ser proactivo.

 

¿Y dónde tienen que escribirnos?

 

Que me manden a mí un email, dejo aquí mi dirección que es [email protected]

 

Vale, pues si hay gente interesada, o dirigís a nosotros y Álvaro directamente mirará vuestro curriculum, lo analizará, lo tirará a la basura y os hará una excelente entrevista para ver si podéis aportar algo más que lo que ponga en esa hoja de papel que, como decíamos, muchas veces no dice prácticamente nada.

 

Otra de las razones, de hecho, fue la primera razón por la que quise entrevistarte en Lejano Este, fue porque vamos a empezar a ofrecer informes económicos, empresariales, data sobre China y tú estás a cargo de ello y me gustaría que fueras viniendo más a menudo, desde hoy, obviamente, a Lejano Este para darnos un poquito de información sobre China, para ampliar esos informes y poder explicar esa información. Queremos que este no sea solo un podcast de opinión, sino también una fuente fiable de datos útiles. Te quería preguntar, ¿qué piensas que pueden aportar estos informes a nuestra audiencia?

 

Al final, la información es poder, y yo creo que estos informes son de gran valor para todos aquellos interesados en conocer mejor el mercado asiático. La información que circula en español sobre estos temas es super escasa y además llega con mucho retraso. La información es valiosa sobre todo si se tiene en el momento adecuado y cada vez caduca antes. Yo creo que ofrecer estos informes que ofrecen información de mucha calidad y de total actualidad es algo de mucho valor por lo que mucha gente incluso está cobrando por este tipo de informes. Yo os recomiendo que aprovechéis este tipo de informes cuando los lancemos, porque es información de primera mano, de calidad y sobre todo, de la que no se encuentra en español ni pagando, es información única, por lo que muy recomendable.

 

Y de cara a algún emprendedor que nos esté escuchando. De los tipos de negocio que manejamos, los servicios que ofrecemos… en el poco tiempo que llevas con nosotros, cuál ha sido alguno que hayas dicho, wow, si fuera a lanzar yo un negocio me metería en esto sin dudarlo.

 

La verdad es que he visto muchos tipos de negocio en los que me he dicho “me metería en esto sin dudarlo”, viendo todo lo que ofrecéis. Soy una persona que siempre me ha llamado mucho el tema del emprendimiento y, por ejemplo, siempre he querido tener mi propio ecommerce, y ahora con SedeenChina he visto la posibilidad de que realmente cualquier persona puede tener su propio ecommerce incluso ya sea a través de dropshipping o con producto propio, de una forma sencilla. Incluso crear tu propio producto o prototipo. Yo no era consciente de esta posibilidad porque claro, muchos emprendedores pueden pensar: “Tengo una idea, pero no sé cómo materializarla, como crear ese producto”. Con China puedes conseguir cualquier producto que quieras fabricar y el límite es la imaginación. Tú mismo me has comentado muchos casos de éxito de empresas que trabajan con SedeenChina bajo estos modelos de negocio. Hay muchísimas oportunidades en este sector y, ahora centrándome en el dropshipping, que es un modelo de negocio en el que ya has hablado aquí, en el podcast, en episodios anteriores, es muy interesante porque ofrece la posibilidad de comenzar un negocio con un presupuesto tan bajo que si fallas o te va mal, no va a pasar realmente nada, no te arruinarás la vida, y además habrás aprendido más que en cualquier carrera o MBA, y mi consejo es que si quieres aprender a emprender pues monta un negocio.

 

Si, la verdad es que la frase que tanto se repite sobre que la única manera de aprender a emprender es emprendiendo y no puedes sacar esa teoría de ningún libro de ninguna clase, es una prueba-error continua y, para todos aquellos que se hayan planteado alguna vez emprender, realmente es el sistema que, yo pienso que tiene un Go-to-market más rápido, que tiene unos costes más bajos… es cierto en ese sentido. La primera experiencia como emprendedor, que puede ser muy dura, porque todos nos equivocamos, sí que la tomaría yo también en el modelo de negocio con los riesgos más pequeños.

Y bueno, un consejo para alguien que todavía no haya salido de su zona de confort.

 

Sobre todo, le diría que recuerde cuál es su activo más valioso que es el tiempo, y el momento perfecto para dar el salto de esa zona de confort no es mañana, ni cuando tengas esto o lo otro, o llegue ese momento ideal. Es ahora, y el primer paso puede ser el más difícil, pero como todo, al final, una vez has dado unos cuantos pues te darás cuenta de todo lo que estabas perdiéndote al tener ese miedo al cambio. Creemos que si hacemos algo diferente va a suponer un cambio irreversible y que ya no puedes volver atrás, o que si fracasamos estaremos perdidos y nos señalarán con el dedo. Al final, ese aprendizaje te va a hacer evolucionar, así que como consejo diría a quien quiera salir de su zona de confort, lo haga, pues tiene el aprendizaje asegurado, y eso no tiene precio.

Algunas veces se gana y otras se aprende. Para acabar, donde pueden encontrarte nuestros oyentes, porque tú a parte también tienes tu podcast.

 

Exacto. Pues sí, soy aficionado al mundillo de hablar sobre emprendimiento y podcasting. Tengo un podcast que se llama “Desarrollo de negocios”, que buscándolo en mi página web alvaroflecha.com o escribiendo “Desarrollo de negocios”, estoy en todas las plataformas (Spotify, iVoox, etc.) y si os gusta el tema del emprendimiento, ahí me podréis encontrar.

 

Fantástico. Lo vamos a dejar aquí. Como sabes Álvaro, que formas parte de este equipo, todos los invitados que vienen al Lejano Este se tienen que despedir con un proverbio asiático, así que te hemos pedido que nos trajeras un proverbio, y con él vamos a despedir el programa.

 

Haciendo referencia a todo lo que comentaba hace un momento, el proverbio vendría a decir lo siguiente: “No temas ser lento, teme solo detenerte”.

 

“No temas ser lento, teme solo detenerte”. Gracias y hasta pronto.

 


 

Si quieres estar al corriente de las publicaciones y podcast de Adrián Díaz, déjanos tu email y te iremos informando.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies