Centro de gravedad económico mundial

 

El centro de gravedad económico mundial es un concepto económico que cada vez está tomando más importancia. Este concepto no marca la posición real del país o países centrales en la economía mundial, sino que establece una geografía ideal en la que las relaciones económicas entre los países del mundo se relacionan, lo que nos permite anticipar la potencia relativa de las economías del mundo, y cómo ésta se va desplazando con el tiempo.

¿Cómo se calcula? Consiste en realizar una estadística en la que el PIB de cada país se pone en relación con el PIB global. Es decir, calculamos el PIB, por ejemplo, de China y lo ponemos en una relación de porcentaje respecto al PIB mundial. Esto nos da inmediatamente una estimación del peso relativo de los países en la economía mundial. Si posteriormente trazásemos (en relación a los porcentajes estimados, por ejemplo los de EEUU por un lado y China por otro) un punto intermedio en función del peso de esas economías en el PIB mundial, podríamos calcular un punto geográfico ideal que se ubicará en el justo medio de las distancias mundiales del reparto del PIB. Esto no supone que si ese punto cae, por ejemplo, hacia Afganistán (donde lo colocan los economistas hoy día), este país sea el núcleo de la economía mundial. Lo que quiere decir, es que es el punto geográfico ideal que podemos establecer en función de las potencias del PIB de los países respecto al PIB mundial, suponiendo que repartiesemos ese PIB de manera igualitaria metro a metro por cada país y todo el planeta.

Si los economistas se plantearan este mismo concepto para una fecha como 1900, ese centro económico mundial,pasaría por algún lugar más cercano a Greenwich que a Afganistán.

En nuestro ejemplo de 1900, no sólo era el occidente del globo el que tenía un mayor peso en la economía mundial sino, muy destacadamente, los países del norte del hemisferio Norte, EEUU, R.U., Alemania, Francia, etc.

Es por esto mismo que el centro de gravedad económico mundial está hoy en Afganistán y no en la misma longitud pero en una latitud diferente (por ejemplo Siberia) ya que las economías asiáticas más potentes están ubicadas en una localización sur, de modo que tiran del resto del PIB mundial hacia su posición.

La importancia de este concepto, como decíamos, radica en su capacidad de ilustrarnos sobre la relación de fuerzas en la economía mundial y cómo éstas se desplazan en el tiempo. Durante los últimos 5 siglos esta ubicación ideal se desplazó hacia el hemisferio occidental y a su posición más septentrional, pero en las últimas décadas esta situación se está revirtiendo cada vez con más intensidad.

Su valor es cada día más evidente para ilustrar cuál es la resultante de la suma de las economías a nivel mundial, y podemos predecir que en los próximos años se irá desplazando cada vez más hacia el sur y hacia el este, de modo que quizá en unas décadas llegue a estar en algún punto entre India y China a pesar de que las economías atlánticas tiren de este punto hacia Occidente.

Artículos relacionados:

Y China eclosiona en flor

Vivir como chinos

Predicción de crecimiento de la economía china: 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X