Geografía. Las provincias más desarrolladas de China, por Adrián Díaz

En este episodio hablamos de la geografía china. En el libro La venganza de la geografía Robert Kaplan trata de entender el mundo a través de sus accidentes geográficos. No es posible analizar la historia del ser humano y la formación de los países sin comprender las características peculiares de cada lugar. Bajo esta premisa, he querido dedicar este segundo episodio a la geografía de China. Nos servirá en el futuro como material de consulta en otros programas donde hablaremos de regiones interesantes a nivel comercial, la nueva ruta de la seda, zonas turísticas, etc.

Aunque pueda parecer aburrido, unas nociones básicas de geografía nos ayudarán a movernos mejor por el país, entender mejor a los chinos a nivel negocios y, por qué no, enriquecernos culturalmente tanto por lo que nos otorga a nivel didáctico como por las posibles conversaciones que nos puede dar este conocimiento extra en nuestra interacción con el ciudadano de a pie.

Realmente, son pocos los temas que puedes abrir con tu contraparte en una cena de negocios más allá del culinario o de las horas de vuelo que lleva llegar a China desde tu lugar de origen.

Dando por sentado que no cantáis en chino ni sabéis jugar a majiang, preguntas interesantes sobre las provincias de origen de las personas que se sentaban a mi alrededor han sido muy útiles para mostrar mi cultura sobre el país, otorgándome buena imagen (o como los chinos lo llama, cara), me han permitido manifestar respeto por la cultura local y ha reducido tensiones o en el mejor de los casos, ha ayudado a crear una amistad.

Con 1.400 millones de habitantes, China es el equivalente a 3 Europas, 30 Españas o más de 400 Uruguays. 

Aunque para nosotros todo sea China, vale la pena rascar un poquito y entender las realidades que se dan en su interior.

Voy a intentar apoyarme en anécdotas que puedan ayudarnos a recordar. Pero, en cualquier caso, no pretendo que lo memoricéis todo. Sólo que os sirva para acordaros de un par de datos de la región que visitáis habitualmente, os familiaricéis con la provincia de vuestro proveedor o reviséis el episodio cuando os surja alguna duda, habrá cumplido su función.

Con unas instrucciones básicas y en un solo programa vais a tener más conocimiento geográfico que el 99% de los chinos con los que podáis llegar a hablar.

Recomiendo seguir este episodio con un mapa de China delante, dejaré en las notas del podcast los mapas que más representen cada realidad de la que hablo.

Como es imposible hablar de geografía sin hablar de historia, también voy a tocar algunos aspectos de esta. Y este es un tema complejo… los chinos tienen una historia contada muy a su manera… lo que, por otra parte, pasa en la mayoría de países, aunque aquí se acentúa.

Ejemplo práctico: muchos chinos creen que Genghis Khan era chino y que por tanto China fue uno de los imperios más grandes de la historia. Como es tu palabra contra la suya, cuesta mucho llegar a un acuerdo con lo que es más eficiente tirar de geografía y preguntarles de quien se protegían los chinos con la gran muralla si Genghis Khan era uno de los nuestros… bien, esto es solo un ejemplo de cómo los mapas nos van a ayudar a entender mejor la historia, costumbres y curiosidades que todavía hoy diferencian unas zonas de otras.

Geografía política de China

China se compone de veintidós provincias, cinco regiones autónomas, cuatro municipios y dos regiones administrativas especiales.

Esto es difícil de memorizar. Yo suelo simplificarlo en 33 regiones, áreas, subdivisiones, cosas, entes… llamadlo como queráis. Porque al final, cuando alguien dice yo soy de Tianjin o yo soy de Xinjiang, nos da un poco lo mismo si es una provincia, un municipio autónomo o una región especial. Es una de esas 33 cosas, y para acordarnos de ellas os recomiendo al principio no entrar en detalle. Ojo: 33+1 suelo decir para no dejarme Taiwán y abrir un debate en el que sólo podemos perder.

Bien, de estas 33, en primer lugar, voy a hablar de las provincias con las que es más probable que tengamos relación si nos dedicamos a los negocios y, aunque no son ni de lejos las más bonitas… también son algunas de las más visitadas a nivel turístico. Son las provincias que llamaríamos de primera línea a nivel económico, las primeras que se modernizaron, etc. Como os podéis imaginar son la mayoría provincias costeras ya que allí estaban los puertos y por tanto la comunicación con el exterior.

Guangdong

Empezando desde el sur, tenemos la provincia de Guangdong. Es quizá la provincia más importante de China y le voy a dedicar más tiempo.

Si os dedicáis a los negocios de importación, os sonará la Canton Fair. Una de las ferias más importantes del mundo; desde luego, la más importante de China. Desde Hong Kong hasta Guangzhou, pasando por Shenzhen, Dongguang y ciudades de alrededor, se forma la zona industrial conocida como el delta del río Perla (Zhūjiāng sānjiǎozhōu, 珠江三角洲).

La palabra Cantón proviene de una anécdota interesante: Cantón se usa como traducción de Guangzhou, la capital de la provincia de Guangdong. El error proviene probablemente de una confusión cuando los británicos preguntaban a los lugareños en Guangzhou y estos respondían «yo soy cantonés». Y hasta hoy.

Es la primera provincia de China en términos de PIB. Para que os hagáis una idea, tiene un PIB similar al de España o Rusia¹. Por eso mi insistencia en la idea de que China, más que un país, es un continente.

Su cercanía con Hong Kong la convirtió en la primera provincia en desarrollarse tras la apertura al capitalismo.

Guangzhou es una ciudad maravillosa. Solía describirla como la ciudad más gris, sucia, vieja y contaminada en la que una persona podía ser feliz. Tras los juegos asiáticos de 2010 pegó un cambio espectacular. Sin llegar a la modernidad de Shenzhen, es una ciudad mucho más nueva, limpia y más agradable para vivir. Sigue siendo, obviamente, uno de los centros de negocio de China, si no el mayor.

Otras ciudades interesantes serían Foshan y Zhongshan. Foshan llegó a ser el centro mundial de cerámica, aunque, poco a poco han intentado limpiar la ciudad. Llevándose la industria hacia el interior. Zhongshan es famosa por productos de iluminación.

Dongguang solía ser una de las ciudades más importantes de fabricación de productos, probablemente la que más. Shenzhen es otra ciudad indispensable, centro de la electrónica de China bautizada como “el Silicon Valley chino”. Shantou es otra ciudad muy interesante conocida como “la ciudad de los juguetes”.

El idioma principal de la región es el cantonés. Pero, al contrario de lo que mucha gente piensa, no se habla en toda la región. En lugares como Shenzhen (la ciudad de la electrónica) que se creó de la nada con inmigrantes, no se habla apenas cantonés. Y en varias zonas interiores de la región como sería Shantou (la ciudad de los juguetes) tienen también un dialecto propio completamente diferente al cantonés.

No quiero entrar demasiado en el tema lingüístico en este episodio. Pero tened en cuenta que, aunque los dialectos chinos compartan escritura, las diferencias entre unos y otros son mayores que las que existen entre el español y por ejemplo el alemán.

Esto de “la ciudad de tal cosa” sucede debido a la herencia comunista: la producción se decidía de forma centralizada volcando ciudades enteras a un monocultivo. Esto que en su día tenía un riesgo enorme. Una vez ya en una economía liberalizada es realmente útil porque tienes a todos tus proveedores o clientes en una misma zona.

Hong Kong / Macao

En la costa de Guangdong tenemos las dos regiones administrativas especiales de las que habíamos hablado: Hong Kong y Macao, excolonias británica y portuguesa respectivamente. Aunque las solemos igualar mucho, Hong Kong es 40 veces más grande en extensión que Macao y 12 veces mayor en población.

Que estén en la costa de Guangdong, nos darán una idea del idioma más común: el cantonés. Y como no se incorporaron a China hasta finales del siglo XX, su escritura es tradicional. El inglés y el portugués son idiomas cooficiales. Aunque, no he encontrado a muchos macaenses que supieran hablar portugués. Hong Kong es otra historia, allí el inglés sí fue literalmente cooficial.

Hace unos años costaba mucho comunicarse en mandarín en ambas jurisdicciones, pero poco a poco ha ido cambiando.

Hong Kong es una aproximación desde el cantonés. El nombre en mandarín es Xiānggǎng y me ha pasado algunas veces que no me han entendido, sobre todo en el interior cuando me he referido al lugar como Hong Kong. Con Macao es todavía peor. Más allá de la gente joven, será difícil que distingan el término. La palabra en mandarín es Àomén.

No voy a entrar demasiado en si son realmente parte de China o no. Tienen su propia moneda, leyes, pasas la frontera y aduanas para llegar a ellos, tienen equipo olímpico propio y a su vez tienen supeditada a China sus relaciones internacionales, cargos políticos, etc. Juzgad vosotros. Los españoles no necesitamos visado pero hay nacionalidades que sí. En fin… tienen muchas peculiaridades.

Ambos han sido famosos por poderse saltar leyes estrictas de China. Lugares sin impuesto sobre el valor añadido, IVA en español o VAT en inglés y con impuestos prácticamente nulos a la importación han propiciado que ambos lugares sean destino de compradores de electrónica, joyas y otros productos de lujo. Los casinos han sido el buque insignia de la economía de Macao durante mucho tiempo. No recuerdo si fue en 2008 o 2009 que Macao alcanzaba a las Vegas en el negocio del juego. Pocos años más tarde ya habían duplicado a Las Vegas. Una locura.

Aunque a los extranjeros les apasiona HK, su masificación es realmente agobiante. Kowloon, la ciudad con más densidad de población del mundo³. Macao para mí es un lugar mucho más interesante y tranquilo si te alejas de la zona de los casinos. El aspecto de Europa decadente de las zonas coloniales y poder leer los carteles y calles como si estuviera en Lisboa hacen de Macao una delicia.

Fujian

Si seguimos hacia el norte en el mapa bordeando el mar, llegamos a la provincia de Fujian. Es la que está en frente de Taiwán. También la que está más unida a Taiwán idiomática y culturalmente. Es una de las provincias chinas más potentes a nivel económico. Pero sólo la conoceremos si hemos trabajado alguno de los productos en sectores que más destacan. Sobre todo el calzado deportivo, ropa deportiva y cerámica. En 2008 estuve viviendo en esta provincia y recuerdo un dato demoledor: Sólo en Jinjiang un pueblo a las afueras de Quanzhou se fabricaba el 60% de todo el calzado deportivo del mundo.

Xiamen, no es la capital, pero es la ciudad insignia de esta provincia y probablemente esté en mi top-3 de ciudades donde mejor se puede vivir de China. Es una isla limpia, relativamente silenciosa, con un clima envidiable. El aeropuerto está en la propia isla, y la universidad a pie de playa es uno de los complejos más bonitos que he visto en mi vida.

Aunque los lugares más espectaculares de China están en el interior y siempre recomiendo a viajeros evitar las provincias que, paradójicamente más visitan los turistas por desinformación. Xiamen es uno de mis retiros favoritos de fin de semana. Cuando no quiero hacer nada más que sentarme en una terraza frente al mar y no me da el tiempo para viajar al sureste asiático.

Zhejiang

La siguiente provincia hacia el norte es Zhejiang. Junto con Guangdong. Serían las dos provincias más importantes de China a nivel negocios.

Cuenta con algunas de las ciudades más ricas de China y ahora se ha igualado todo bastante. Una década atrás ciudades como Wenzhou o Yiwu estaban muy por encima de grandes capitales a nivel riqueza (Wenzhou, ojo, no confundir con Guangzhou).

De Yiwu sólo comentar que tiene el mercado de productos más grande del mundo. No me voy a parar, el mercado de Futian, que así se llama, porque merece un episodio sólo para él.

Los chinos de Zhejiang son famosos por ser grandes hombres de negocios y también viajeros. De hecho, hace unos años el 90% de los chinos de vivían en España eran de Zhejiang y concretamente de Qingtian y unos pocos (los ricos que compraban las naves industriales al contado, de Wenzhou, es la ciudad que está al lado de Qingtian). Ahora hay más chinos turistas, estudiantes, etc. de todas partes, pero en el momento del auge de los restaurantes chinos y las tiendas de todo a 100, podías adivinar el pueblo de nacimiento de cualquier chino sin temor a equivocarte y aún hoy, son mayoría.

Recuerdo haber escrito un post hace años en el que hablaba de esas personas que dicen saber diferenciar entre chinos y japoneses cuando los únicos chinos que han conocido son de una provincia concreta e incluso de un pueblo concreto. Como he comentado, China tiene el tamaño de 3 Europas y cuenta con 56 razas; la mayoría de nosotros sólo ha conocido a chinos de una raza y dentro de esa raza, de un sólo pueblo, pero nos atrevemos a lanzar generalizaciones con una facilidad pasmosa.

He dejado la capital para el final para unirlo con la siguiente provincia. Los chinos tienen un dicho: «En el cielo está el paraíso y en la tierra están Hangzhou y Suzhou» (上有天堂,下有苏杭).

Hangzhou es una de mis debilidades. Una ciudad no excesivamente masificada de extranjeros, con buenas comunicaciones. A menos de una hora de Shanghai, con un encanto turístico insuperable y con un volumen de negocio único. Sede de Alibaba y centro neurálgico del ecommerce chino, lo tiene todo.

En los últimos años, se ha colapsado bastante lo que ha derivado en una ciudad más contaminada.

En el año 2022 tendrá sus juegos olímpicos asiáticos y la ciudad está creciendo para colocarse como una ciudad top a nivel continental.

Jiangsu

De las provincias económicamente más potentes, es quizá la que menos conozco.

Suzhou es el alter-ego de Hangzhou en esta provincia y una de las ciudades más valoradas por los extranjeros para vivir. Muy bien situada, cerca de Shanghai y con un encanto e historia únicas.

Si Zhejiang es la capital de la industria de pequeños productos de primera necesidad, Jiangsu cuenta con grandes empresas, producción de maquinaria, materias primas y bienes intermedios.

Nanjing su capital, quizá os suene fue el lugar donde se dieron las famosas matanzas japonesas. Conserva multitud de referencias a aquel incidente. También se posiciona como una ciudad turística.

Beijing

La capital de China. Una ciudad con más de 20 millones de habitantes, que cambió muchísimo durante las olimpiadas. Fue la gran presentación de Beijing y de China y la confirmación como segunda economía del mundo y alternativa a la hegemonía americana. Significó mucho todo, incluyendo que se inaugurara el 8 del 8 de 2008.

En un episodio futuro hablaremos sobre las supersticiones y cómo nos afectan.

En un episodio posterior hablaré de la muralla china. Por qué está donde está y por qué hay provincias que quedan fuera de esa teórica protección de la muralla.

Beijing es una ciudad extremadamente contaminada. No sólo por la polución propia sino también por las tormentas de arena que vienen de la zona de Mongolia. Una ciudad excepcional para visitar si os gusta la historia, pero nada recomendable como ciudad para vivir.

Aunque yo no recomendaría instalarse en Beijing si nos dedicamos a los negocios, la verdad es que las economías no son compartimentos estancos y la idea de que Beijing sólo es política, SH sólo ejecutivos y banca, GZ es para negocios… ya no es tan cierta.

Cuando la economía no está dirigida, se acaban solapando distintas realidades en una misma ciudad. Hoy en día Beijing es una ciudad diversa, que engloba muchas mini-ciudades en su interior.

El efecto sede, las comunicaciones, el aeropuerto han convertido a Beijing en una ciudad poli-funcional. Y algunas empresas como Jingdong, Baidu, Lenovo, Xiaomi, etc. Tienen sede en la capital.

No sería la ciudad más recomendable a nivel negocios.

Tianjin

De las cuatro municipalidades, la menos importante. También la que menos conocemos. Una ciudad gris, portuaria conocida por ser el puerto de Beijing. Especializada en maquinaria, productos químicos, alimentación, etc. No sería nuestro objetivo ni recomiendo a nadie instalarse allí a menos que por aspectos externos nuestro mayor cliente/proveedor estuviera en esta ciudad.

Shanghai

Ciudad de 25 millones de habitantes, aunque no son todos ellos oficiales. El origen del nombre de Shanghai significaría «Ciudad sobre el mar” aunque casi no percibes estar cerca del mar. Shanghai es una ciudad que vive de espaldas al mar.

Shanghai tiene el mayor puerto del mundo, en competencia directa con Singapur. Nos da una idea de la importancia de Shanghai en las importaciones y exportaciones a nivel mundial.

En cualquier caso, los puertos combinados del río Perla superan a Shanghai pero estar entre Zhejiang y Jiangsu es, si no la primera, la segunda región industrial del país.

Los shanghaineses tienen fama de arrogantes y de tratar como “granjero” a todo aquel que viene del interior. (Nota: por desgracia, “granjero” se usa de manera despectiva).

Curiosamente, hasta el s. XV no era más que un pequeño pueblo de pescadores. A partir de la Guerra del Opio toma el liderazgo y se convierte en la mayor ciudad de China.

Shanghai es una de esas ciudades románticas que parece sacada de un poema. Lugar de llegada de piratas, contrabandistas, estafadores, busca-fortunas, fracasados y soñadores, parece que nada ha cambiado en más de un siglo. Su estilo propio inconformista e irreverente atraía también a políticos, intelectuales, artistas, agitadores, revolucionarios y, tanto es así que fue en Shanghai donde se creó el partido comunista en 1921. El 1 de julio concretamente.

Shanghai parece una ciudad alejada de la política y como mínimo podemos pensar que no siempre fue así.

Shanghai es una ciudad en continua evolución. En el año 2007 recuerdo el dato, se construían más rascacielos en Shanghai que toda Europa y EEUU juntos.

Shanghai parece estar haciendo números para desbancar a Hong Kong como centro financiero del país. Mientras China estaba cerrada, Hong Kong no encontraba competencia, pero el crecimiento de SH parece no tener fin.

Además del tema financiero, Shanghai es sede de muchas empresas internacionales. Hace unos años ninguna empresa de renombre hubiera apostado por colocar su sede fuera de Shanghai. Hoy en día, hay ya mucha competición y ciudades muy interesantes, pero Shanghai sigue siendo la ciudad base de los ejecutivos extranjeros.

No parece ser el lugar ideal para colocar nuestra empresa cuando desembarcamos en China. Escribí hace tiempo un artículo que titulé “el efecto tapón de Shanghai”.

Shanghai es extremadamente caro y en muchas facetas está muy occidentalizado. Es decir, vamos a pagar precios europeos sin obtener las ventajas de la flexibilidad china a nivel legislación.

Si buscamos un partner chino, nunca recomiendo uno shanghainés, que suelen vivir en una burbuja y apenas conoce China. Salvando las distancias, es parecido a tener un socio de Hong Kong.

De cara a la elección de una ciudad para vivir, si nos lo podemos permitir, vivir en SH es una delicia por todas las opciones de ocio y cultura que nos ofrece.

Bien, vamos a pararnos aquí.

Hemos visto las nueve primeras áreas, primera línea que son las que más relación vamos a tener habitualmente.

En el futuro explicaré por qué son las que yo personalmente nunca elijo cuando tengo que introducir un producto en China, pero analizando únicamente la realidad actual, son las provincias con las que más relación tienen los extranjeros habitualmente.

Paramos aquí, si no os he aburrido mucho, os emplazo al siguiente episodio de geografía.

Por supuesto, si tenéis preguntas, vamos a intentar responderlas todas y mientras el podcast va ganando adeptos iremos colocando preguntas que nos llegan a través de la web, nuestro Facebook, Twitter y el resto de las redes sociales (Instagram y LinkedIn).

Os dejo con un proverbio chino:

“Jamás se desvía uno tan lejos, como cuando cree conocer el camino”.

La historia del ser humano está plagada de cisnes negros. Eventos inesperados que para bien o para mal condicionan nuestro presente y futuro y rebaten todas las predicciones en nuestros cálculos previos. Si bien es cierto que no podemos prever las situaciones inesperadas por la propia concepción del término, si podemos ser cautos con las decisiones tomadas intentando contar con el máximo de información posible.

Gracias por estar ahí con nosotros.

¹ PIB de Guangdong (2016): $1,15 billones; PIB de España (2016): $1,23 billones; PIB de Rusia (2016): $1,28 billones.

Puedes acceder al podcast Lejano Este en iVooxYoutubeiTunes y Spotify y seguir los eventos y noticias de Adrián Díaz en Twitter.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies